EL ERIZO PIGMEO

  • Nombre común: Erizo pigmeo africano.
  • Nombre científico: (Atelerix albiventris)
  • Temperatura corporal: 36'5ºC-38'5ºC
  • Longevidad: 5-8 años
  • Actividad: Crepusculares y predominantemente nocturnos.


ALIMENTACIÓN:

Principalmente insectívoros aunque esporádicamente disfrutan de frutos y algunos vegetales.

La dieta ideal estaría basada en insectos frescos pero es poco práctica y difícil equilibrar todos los nutrientes, por lo que lo más recomendable es ofrecer un pienso para gatos de alta calidad, sin cereales y con productos de origen animal y sin subproductos. Además de esto, añadiremos diariamente invertebrados (de origen controlado) como grillos, langostas, tenebrios (con moderación ya que tienen altos niveles de grasa), caracoles, cucarachas, etc. También podemos ofrecer de manera puntual a nuestros erizos frutas y verduras frescas.

ALOJAMIENTO:

Terrario o jaula de base amplia, más grande en longitud que en altura.

Emplearemos un sustrato que no contenga polvo y de alto poder absorbente como por ejemplo el papel prensado.

Deben disponer de un refugio oscuro para descansar durante el día.

Se puede colocar un plato giratorio dentro de la instalación para que el erizo se ejercite mientras está encerrado, estos platos permiten que haga ejercicio en una postura fisiológica a diferencia de las ruedas convencionales que les hacen adoptar una postura anómala arqueando excesivamente la columna vertebral.

Los erizos deben salir a explorar fuera de su jaula todos los días.

En los meses de más frío necesitan una fuente de calor externa en forma de manta térmica que colocaremos en 1/3 o 1/2 de la superficie de la instalación para crear un gradiente térmico y que el animal pueda decidir donde descansar.


CUIDADOS VETERINARIOS:

Los erizos no requieren vacunaciones ni desparasitaciones rutinarias.

Sí es importante realizar un chequeo completo unos días después de la llegada a casa (primero debe adaptarse a su nuevo hogar, comida, hábitos, etc.) para verificar su estado de salud, posteriormente se revisará a los erizos con carácter semestral o más en función de la edad, para poder tener un control médico y conocer sus constantes y parámetros vitales habituales, así será más fácil detectar cuando algo no va bien y muchas veces podremos anticiparnos antes de que ciertos problemas sean más graves.