LAS RATAS

Las ratas son unos animales excepcionales, contrariamente a la fama general que tienen de ser animales agresivos, huraños y transmisores de múltiples enfermedades, las ratas mantenidas en casa como un miembro más de la familia son seres de carácter dulce, curioso y sumamente inteligentes.


La rata parda, o rata de alcantarilla es como comúnmente se conoce a la rata doméstica (Rattus norvegicus), existe otra especie, la rata negra (Rattus rattus) que no ha llegado a domesticarse ya que no tiene un carácter tan afable como la doméstica.


ALIMENTACIÓN:
Las ratas son animales omnívoros, pero no nos confundamos, esto no quiere decir que deban comer cualquier cosa. Es cierto que las ratas han ido evolucionando y adaptándose a nosotros al desarrollarse cerca de los núcleos urbanos donde podían encontrar comida más fácilmente, sin embargo, a las ratas mantenidas en casa deberemos proporcionarles una alimentación sana y equilibrada, lo más natural posible.

Modelo de dieta para una rata:

-Pienso de alta gama: Ofreceremos un comedero siempre disponible con un pienso en forma de pellet de alta gama que contenga todos los nutrientes necesarios para un correcto desarrollo de nuestras ratas.

-Mixtura de semillas de calidad: Dos o tres veces por semana ofreceremos una mixtura de semillas de alta calidad y variadas para enriquecer la dieta y ofrecer un estímulo atractivo y que las mantendrá ocupadas. Las ratas disfrutan mucho con la comida y les encanta la variedad en su dieta y probar cosas nuevas, si  únicamente ofreciésemos  pienso en pellet estarían correctamente alimentadas y nutridas, sin embargo, no dispondrían de los estímulos y el disfrute que les proporciona una dieta más variada.

-Verduras y frutas: Diariamente proporcionaremos a nuestras ratas una ensalada variada a base de verduras de hoja (escarola, endibia, rúcula, canónigos, etc.), verduras carnosas (pimiento, pepino, tomate, calabacín, zanahoria) y una pequeña cantidad de fruta (mejor en días alternos).

-Proteína: Como decíamos al principio, las ratas son animales omnívoros, esto quiere decir que en su dieta requieren un aporte de proteína de origen animal. Este aporte de proteína lo daremos en forma de huevo cocido, fiambre de pavo cocido sin sal, invertebrados deshidratados (gusanos de la harina, grillos, etc.)
La proteína la ofreceremos 2 veces por semana.

-Otros alimentos: Ya hemos hablado de la importancia del enriquecimiento ambiental basado en la dieta, además de los alimentos que os hemos mencionado más arriba, es recomendable variar la dieta de nuestras ratas de forma puntual con otros alimentos tales como:
-Germinados de soja, lentejas, garbanzos y otras leguminosas: Se pueden ofrecer solos o combinados con verdurita troceada.
-Arroz salvaje o integral hervido sin aceite ni sal.
-Pasta integral hervida sin aceite ni sal.
-Yogur natural sin azúcar.
-Queso fresco sin sal.
-Puré de verduras natural sin aceite, sal ni especias.
-Premios y snacks naturales elaborados para ellas.


CUIDADOS EN CASA:


Las ratas son animales tremendamente sociables, que establecen fuertes vínculos con sus congéneres y con su familia humana, es por eso que siempre es recomendable mantener al menos dos ejemplares juntos, podrán ser dos machos, dos hembras o un macho y una hembra (esterilizados para evitar la reproducción).

Si se opta por tener una rata sola, sin más miembros de su especie, debemos saber que se tratará de un animal que requerirá de un alto nivel de entrega por nuestra parte ya que tendremos que  pasar con él o ella prácticamente las 24h del día, que es lo que haría con sus congéneres. Si tu idea es tener una sola rata en una jaula y sacarla un par de horas al día entonces debes plantearte tener al menos dos o por el contrario no tener ninguna, ya que no sería justo para la pobre que pasaría muchas horas sola, lo cual es una situación antinatural para esta especie.

Para mantener a tus ratas en casa es recomendable tener una jaula grande, muy grande, preferiblemente con varias plantas, hamacas, tubos y entreplantas para optimizar el espacio.
Como sustrato emplearemos papel prensado reciclado en las zonas de letrina (donde hagan sus necesidades), algunas ratas son extremadamente limpias y aprenden enseguida a utilizar una bandeja para hacer sus necesidades, lo cual facilita enormemente la limpieza de la jaula, otras sin embargo, son un poco más sucias o quizá simplemente más perezosas y orinan y defecan donde mejor les venga en ese momento.
Debemos limpiar a diario los desechos y excrementos, así como restos de comida fresca.
Semanalmente lavaremos todas las mantitas, trapos y hamacas y desinfectaremos la jaula, comederos y bebederos a fondo.

Es posible llegar a convivir con ratas sueltas por la casa o en una habitación adaptada, simplemente hay que anticiparse y protegerlas de los peligros potenciales que supone nuestro hogar para ellas y viceversa claro está.

Las ratas sienten un gran apego por aquello a lo que consideran su hogar, por lo que incluso si aprendieran a abrir la puerta de su jaula, lo más probable es que hiciesen un ''tour turístico'' por la casa para después volver a su cómoda hamaca a descansar después de haber hecho toda clase de travesuras.

Por último insistir una vez más en lo importante que es el contacto con su familia humana para esta especie y cerramos este apartado diciendo que serán mucho más felices las ratas que vayan a todas partes con su familia humana (en el hombro, capucha, bolso, etc.) que aquellas que vivan en una gran mansión llena de tubos y juegos pero que apenas pasen tiempo con``sus humanos´´.

CUIDADOS VETERINARIOS:

Con toda seguridad lo más injusto de convivir con una rata es lo corta que es su esperanza de vida.
La vida media de una rata doméstica son 2'5 años, existiendo casos que han llegado a vivir más de 4 años, pero por desgracia muy pocos.

Las ratas no requieren vacunaciones ni desparasitaciones rutinarias. No obstante debemos hacer una revisión veterinaria completa unos días después de la llegada a casa, dónde se hará una exploración completa del animal para verificar que todo esté bien, será recomendable hacer un análisis coprológico (análisis de heces) para descartar la presencia de parásitos digestivos.

Una vez alcancen la madurez sexual y estén totalmente desarrolladas, será recomendable la esterilización quirúrgica de machos y hembras para prevenir enfermedades de carácter tumoral, infeccioso y/o reproducción no deseada.

Las ratas dan mucho en muy poco tiempo, esto supone que con sólo un año y medio de vida ya se trate de animales geriátricos, por lo que será recomendable hacer al menos una revisión completa cada 6 meses o antes en caso de necesidad para de este modo tratar de anticiparnos a los problemas.