DRAGÓN BARBUDO

(Pogona vitticeps)

¿UN DRAGÓN EN CASA?

Las pogonas o dragones barbudos (Pogona vitticeps) son uno de los reptiles más comercializados y que más frecuentemente se tienen en nuestros hogares. Esto es debido a que son unos saurios relativamente dóciles, suelen mostrarse tranquilos y confiados en nuestra presencia y muchas veces se llega a establecer un vínculo con ellos.
Son originarias del continente Australiano, donde habitan en llanuras rocosas y con arbustos.

ALIMENTACIón:

Como siempre, en VETCON damos una gran importancia a la alimentación a la hora de mantener cualquier animal en casa, una buena dieta es la base para una buena salud.
Las pogonas son animales omnívoros con predominancia insectívora durante la etapa juvenil y herbívora en la edad adulta.

Invertebrados aptos en la dieta de la pogona:
-Grillos
-Langostas
-Cucarachas (Runner, Blaptica, etc.)
-Gusano de seda
-Tenebrio (con moderación)
-Zoophoba (con moderación)

Vegetales aptos en la dieta de la pogona:
-Lechugas variadas verdes y rojas.
-Escarola
-Endibia
-Rúcula
-Berros
-Verduras carnosas con moderación: Calabacín, pimiento, etc.
-Frutas de forma muy puntual: Moras, arándanos, fresas, sandía, etc.


INSTALACIÓN:

Para mantener correctamente una pogona en cautividad necesitaremos acondicionar un espacio para ella.
Lo más habitual y práctico es un terrario (de vidrio o PVC), no es recomendable adaptar ni utilizar urnas de acuario como terrario ya que generalmente son más estrechas que altas y la ventilación es deficitaria.
En cuanto a las medidas del terrario hay una regla que no falla: cuanto más grande mejor.
El terrario de una pogona adulta debe ser grande y espacioso, preferiblemente largo y ancho y no muy alto, ya que no se trata de reptiles escaladores.
Las pogonas juveniles pueden alojarse en terrarios más pequeños e ir cambiándolas a medida que van creciendo.

Es muy importante crear un microclima que asemeje las condiciones naturales de las pogonas en estado salvaje. Como animales semidesérticos, las pogonas necesitan  una fuente de luz y calor potente, en VETCON recomendamos el uso de una lámpara de halogenuro metálico o de vapor de mercurio ya que emiten luz, calor y radiación ultravioleta tipo B, imprescindible para la síntesis de la vitamina D3 y absorción del calcio. Esta lámpara se encenderá 12 horas al día, por la noche se colocará una fuente adicional de calor en forma de bombilla cerámica o infrarroja, de este modo la pogona podrá descansar sin que baje peligrosamente la temperatura, lo cual podría hacerla enfermar.
La fuente de luz y calor se colocará en un extremo del terrario de modo que se creará un gradiente térmico y la pogona podrá elegir entre ''tomar el sol'' o desplazarse a un zona más fresca.
A las pogonas les gusta asolearse desde una piedra o tronco sólido, por lo que colocaremos una superficie de este tipo debajo de la bombilla para que se sienta cómoda, la distancia mínima que debe haber entre el dorso del animal y la bombilla es de aproximadamente 20 cm para evitar quemaduras. 

Colocaremos en el terrario un plato grande y plano con agua para que pueda beber o incluso bañarse si le apetece. El agua debe cambiarse a diario.