El coccidio, el parásito más común en conejos

El coccidio, el parásito más común en conejos

El Coccidio en conejos

En este artículo vamos a aprender de uno de los parásitos que solemos ver con más frecuencia en la Clínica Veterinaria de conejos y animales exóticos, los denominados Coccidios. Explicaremos qué síntomas suelen provocar, cómo prevenirlos y detectarlos y por supuesto cómo tratarlos.

Empecemos por el principio.

 

¿Qué son los coccidios exactamente?

Son parásitos del grupo de los protozoos que generalmente viven dentro de las células del intestino y que en la gran mayoría de casos producen síntomas a nivel del sistema digestivo, aunque hay una especie de coccidio en concreto que afecta al hígado.

Existen más de 20 especies de coccidios que pueden afectar a los conejos, y son todos del género Eimeria. Las especies más importantes son E. perforans (es el más abundante), E.magna, E. media, E.irresidua. Todas ellas afectan al sistema digestivo solamente a excepción de Eimeria stidae que es la que produce daños en el hígado.

Un mismo conejo afectado puede presentar dos o incluso más especies diferentes de coccidios.

 

¿Qué síntomas tiene un conejo con coccidiosis?

Normalmente los conejos adultos en buenas condiciones no muestran síntomas de enfermedad cuando presentan un número bajo de coccidios. Los signos clínicos suelen observarse más comúnmente en conejos menores de 6 meses o bien aquellos que están en malas condiciones o bajo estrés. Por ejemplo, aquellos con otras enfermedades, de edad muy avanzada o bien que viven o proceden de lugares donde están hacinados o en malas condiciones.

Los signos de enfermedad más comunes suelen ser diarrea (incluso con moco o sangre), pérdida de peso, apatía y deshidratación.

Algunos conejos pueden llegar a fallecer a consecuencia del cuadro de diarrea y deshidratación grave.

En el caso particular de E. estidae estos parásitos llegan hasta el hígado. Cuando el parásito coloniza el hígado, se produce una hepatitis parasitaria, algunos de los síntomas que pueden mostrar los conejos infectados son debilidad generalizada, pérdida de peso a pesar de comer mucho, polidipsia (beber mucha agua), poliuria (orinar mucho). En algunos casos, los conejos pueden no mostrar signos de enfermedad y diagnosticarse en algún análisis rutinario.

 

¿Cómo se transmiten de un conejo a otro?

El contagio se produce cuando un conejo sano ingiere heces de otro infectado, ya que en ellas se encuentran los ooquistes. Desde ahí penetran a las células del sistema digestivo.

En el caso particular de E. estidae también llegan por el digestivo, pero se desplazan hasta el hígado.

 

Cómo prevenir o detectar a tiempo que mi conejo tiene coccidios

Lo más importante en el caso de estos parásitos es la prevención, ya que como hemos comentando, cuando la carga del parásito es baja no suelen mostrar síntomas.

Entonces, ¿qué podemos hacer? En el momento de adquirir un conejo (ya sea de un criadero, tienda de animales, adopción, etc) es de vital importancia acudir al veterinario, no solo para realizar una exploración general y ver su estado de salud sino también para realizar un coprológico. Esta prueba consiste en mirar una muestra de heces con el microscopio para así detectar la presencia de ooquistes de parásitos.

Podremos así eliminarlos a tiempo y evitar consecuencias en el futuro.

Por otro lado, el diagnóstico de la coccidiosis en hígado es más complicado de realizar. Cuando la infección llega hasta el hígado, si realizamos una analítica sanguínea los valores de este

órgano suelen salir elevados. Es necesario descartar otras causas de hepatitis y el diagnóstico final se realiza mediante una biopsia hepática. A veces también podemos diagnosticarlo mediante observación directa del órgano en una cirugía o bien en un animal fallecido durante la necropsia, ya que el hígado presenta unas lesiones blanquecinas granulomatosas muy características.

 

Cómo se tratan los coccidios

Debe ser el veterinario el que determine qué producto desparasitante usar y también en qué dosis y cuántos días se debe dar la desparasitación. De este modo nos aseguraremos de haber eliminado por completo los parásitos y de no dar productos o cantidades que puedan ser perjudiciales para nuestro conejo. El fármaco más usado para tratar este tipo de parásitos es el toltrazuril.

 

En resumen:

Cuando acabamos de adquirir un conejo es muy probable que pueda tener parásitos y es recomendable en ese momento realizar una desparasitación completa bajo la recomendación de un veterinario especialista.

A partir de ahí es recomendable realizar coprológicos (es decir, observación de las heces bajo microscopio) cada 6 meses y sólo desparasitar en el caso de que observemos presencia de parásitos.

En animales que viven en exterior o tienen mayor probabilidad de infección (salen al parque, quedan con otros conejos) también recomendamos desparasitar de forma rutinaria cada 6 meses.

Y por supuesto, y ante cualquier signo de enfermedad (diarrea, apatía, falta de apetito, etc.) debemos acudir de manera urgente con nuestro conejo a un centro veterinario especializado en animales exóticos.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

div#stuning-header .dfd-stuning-header-bg-container {background-size: initial;background-position: top center;background-attachment: initial;background-repeat: initial;}#stuning-header div.page-title-inner {min-height: 650px;}